"Voy a ser más duro y no confiaré más en las personas, porque una de ellas me traicionó. Voy a odiar a los que encontraron tesoros escondidos, porque yo no encontré el mío. Y siempre procuraré conservar lo poco que tengo, porque soy demasiado pequeño para abarcar el mundo"



melancolía
.

(Del lat. melancholĭa, y este del gr. μελαγχολία, bilis negra).

1. f. Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada.



miércoles, 1 de julio de 2009

Extracto de un relato pesimista



Al llegar a la cafetería el saludo cotidiano a la par que enérgico del camarero le sacó de su ensimismamiento.


-¿Lo de siempre?


Con un ligero movimiento de cabeza asintió.


Con la presteza de costumbre le acercó una taza. En la superficie del café vio reflejado su rostro. Oscuridad. Sombra. Amargura. Una sonrisa irónica se dibujó en sus labios al darse cuenta de que su existencia se parecía peligrosamente al fluido cálido que contenía aquella taza.


Se tomó el café con displicencia. Sorbo a sorbo, la amargura del oscuro fluido iba entrando en su cuerpo. Levantó la cabeza. Se percató de que se había sentado junto a las grandes ventanas de la cafetería. El cielo seguía siendo muy azul. Era un día de otoño. Era un día despejado. El sol brillaba indiferente a todo. Era un día horrible.


La tristeza iba tragándoselo poco a poco. Él sabía que nada volvería a ser como antes y eso le dolía a horrores. En fin, ¿qué se le va a hacer?, se dijo. Era una de tantas frases hechas que solía usar cuando sabía que algo no tenía respuesta.


La persistencia de la memoria (enero-febrero 2009)

2 comentarios:

Carlos Alcaide dijo...

me encanta esté, man !

Joaquín Jesús dijo...

Este es de los mios, un día que estaba muuuuuuuuy deprimido : )