"Voy a ser más duro y no confiaré más en las personas, porque una de ellas me traicionó. Voy a odiar a los que encontraron tesoros escondidos, porque yo no encontré el mío. Y siempre procuraré conservar lo poco que tengo, porque soy demasiado pequeño para abarcar el mundo"



melancolía
.

(Del lat. melancholĭa, y este del gr. μελαγχολία, bilis negra).

1. f. Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada.



sábado, 29 de agosto de 2009

Don Giovanni

Él solo hablaba para contentar. Tenía el don de la demagogia y sabía emplearlo a la perfección. Era el perfecto oportunista, un acechador que actuaba con nocturnidad y alevosía. A todo esto había que sumarle la más sublime de todas las virtudes que poseía: carecía de cualquier tipo de escrúpulo. Todo él era una máscara adornada de arrogancia y prepotencia. Un ser despreciable que, sin embargo, pululaba con más gloria que pena por el ancho mundo.

Actuaba a placer, sin tener en cuenta lo que sus actos pudieran provocar. Era la perfecta hipocresía encarnada.

¿Se han topado alguna vez con un ser así?

¿No creen que sería hermoso que existiera ese infierno del que hablan los textos bíblicos para que estos seres se consumieran por toda la eternidad?

1 comentario:

leo dijo...

todo ser tiene cierta belleza en algunos de sus actos o pensamientos, todo ser posee un frágil sueño para poder modificar tal ira.
no creo que deba existir tal infierno, pues el infierno es la vida propia, ¿no crees que a veces todos poseemos el don Giovanni?