"Voy a ser más duro y no confiaré más en las personas, porque una de ellas me traicionó. Voy a odiar a los que encontraron tesoros escondidos, porque yo no encontré el mío. Y siempre procuraré conservar lo poco que tengo, porque soy demasiado pequeño para abarcar el mundo"



melancolía
.

(Del lat. melancholĭa, y este del gr. μελαγχολία, bilis negra).

1. f. Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada.



martes, 11 de agosto de 2009

Oblivion

El despropósito de una vida que no muere. El silencio estruendoso de un llanto. El despertar sin saber para qué. El beso seco. El rostro sin facciones, sin boca, sin nariz, sin pómulos, tan solo una calavera a la que le han arañado los ojos.

Una copa que no quita la sed, un alimento que da hambre, un canto que no queda registrado, un amor malhumorado, una melodía que no se siente, un instrumento que no se oye, una partitura perdida, un poema extraviado.

Sensaciones contrarias, frutraciones encontradas, deseos frustrados.

Entonces camino junto a un mar en calma, porque solo queda caminar, porque solo queda esperar ser pasto del sinsentido.


1 comentario:

Anouna dijo...

Joaquín, creo que diste con el paisaje preciso de la desolación. No puede haber un escrito más bien elaborado de un momento tan arido en el alma.
Que ese mar en calma, y ese caminar no lleve a pasto sinsentido, sino a pasto verde, en un lugar que ni siquiera se espera, pero que existe, y llena todos los vacíos.

Un escrito, verdaderamente melancólico y bello, acompañado de una música demasiado espectacular.
Un agrado escuchar tan bellos sonidos.

Un abrazo,
Anouna