"Voy a ser más duro y no confiaré más en las personas, porque una de ellas me traicionó. Voy a odiar a los que encontraron tesoros escondidos, porque yo no encontré el mío. Y siempre procuraré conservar lo poco que tengo, porque soy demasiado pequeño para abarcar el mundo"



melancolía
.

(Del lat. melancholĭa, y este del gr. μελαγχολία, bilis negra).

1. f. Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada.



miércoles, 16 de septiembre de 2009

De Absurdo



"La humanidad se llamaria a si misma humana
y crearía una sociedad apta para nadie."
Carlos M. R.


Da asco. Es absolutamente repugnante ver cuán afanosos somos en nuestra detestable empresa de pudredumbre intelectual, moral...humana. La sociedad me enferma, me hace repudiar mi condicón de ser humano.

Dirán ustedes: ¿qué diablos dice éste? Me explicaré:

Hace un par de días, o acaso fue ayer, no sé, últimamente tengo perdida la noción del tiempo, mientras leía el periódico llegué por azar a la página donde dan los datos del share de los programas emitidos el día anterior. Cuál fue mi sorpresa al darme cuenta que los programas llamados del corazón acumulaban ellos solitos prácticamente dos tercios de la mentes que se sientan, impávidas, a permitir que la más inteligente de todas las cajas (tan solo hay que comparar la inteligencia del aparato emisor con la del homo stultus receptor y verán como el televisor gana por goleada) les devore los sesos al más puro estilo zombi: ñam, ñam, ñam...

Sí, así es amigos: somos gilipollas. Fíjense cuánto hemos perdido: hace 24 siglos los griegos se sentaban en los teatros a ver lo que hoy son consideradas las piedras angulares de la cultura, allá por el s. XII había unos señores llamados juglares que recitaban de memoria poemas larguísimos (prueben a memorizar el Cantar del mio Cid y me cuentan...), ya por el s. XVIII Mozart estrenaba el Don Giovanni o las Bodas de Fígaro...Hoy varios millones de personas contemplan como Belén Estéban (salve, reina de pueblo) cuenta noséque cosas, cómo la Duquesa de Alba dice tal y como noséquien se há liado con cierta puta asquerosa, a la que por decoro moral llamaremos actriz porno.

Digan conmigo: Da asco.

Ya lo decía el Evangelio: no mires la paja en el ojo ajeno y obvies la viga en el propio, pero nada, es más comodo el no pensar, dejar tus problemas y preocuparte por los del de en frente, pero esto tiene cierta justificación intelectual. Lo realmente preocupante es que se deje salir a estos personajes en las televisiones. Si fuéramos meridianamente inteligentes La 2 no pondría los conciertos de música clásica a las 4 de la mañana del sábado y Redes estaría en prime time, pero nada, preferimos a "la Belén" (salve, reina de pueblo), al idiota de turno contando las infidelidades de la furcia del bloque de al lado que tiene un primo segundo en común con él y cobrando una pasta que ni en sueños puede tener un investigador contra el cáncer.

Así nos va. Servidor hace meses que por higiene intelectual pone la tele poquito, lo justo y necesario, y que almuerza, merienda y cena en la cocina por evitarse estragos durante la ingesta, pero mientras yo cierro las puertas para evitar que el lejano y estridente soniquete cantarín de la voz del merluzo de turno que deshonra en nombre del periodismo llegue a mis oidos, millones de personas entonan un: "¡SHHHHH! Que no me entero de lo que dice Jorge Javier".

¡Rediós! Que diría el clásico. La gente da asco (repitan conmigo...)

PS: ¿Tengo o no razón, mi pequeña criaturilla cruel?

1 comentario:

Criaturilla dijo...

Pensé que por aquí te haría más ilusión. Claro que la tienes, es tan obvio que no merece la pena perder el tiempo dándole vueltas. Da asco.

Un beso.