"Voy a ser más duro y no confiaré más en las personas, porque una de ellas me traicionó. Voy a odiar a los que encontraron tesoros escondidos, porque yo no encontré el mío. Y siempre procuraré conservar lo poco que tengo, porque soy demasiado pequeño para abarcar el mundo"



melancolía
.

(Del lat. melancholĭa, y este del gr. μελαγχολία, bilis negra).

1. f. Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada.



viernes, 25 de diciembre de 2009

Y a su frío lo llaman Navidad


Sus pasos pesados se encaminaron con desdén etílico hacia un destino demasiado cotidiano. Había desdeñado la compañía en el trayecto pese a que anhelaba no caminar solo; pero como buena parte de esa grey llamada humanidad, era terriblemente idiota.

Su respiración obesa sonaba como un papel viejo que se arruga. La estridente luz verde de una farmacia marcaba algo menos de las cinco y dieciséis grados de temperatura. El bullicio reía en lontananza mientras él se adentraba en la soledad del camino.

Su contemplar del inmóvil e inmutable adoquinado de las calles sucias de aquel lugar se vio interrumpido por la obscena visión de señores vestidos de rojo que cargaban sacos iguales a sus panzas: las luces que "adornaban" aquel trayecto no habían sido escogidas precisamente con elegancia.

Sus pasos le obligaban a subir cuando reparó en una pareja de adolescentes abrazados que lo miraron con recelo. Él, en compensación, porque al fin y al cabo era un caballero, les ofreció una mirada de odio.

Al llegar a la puerta que buscaba desenvainó su llave y con mayor o menor acierto logró introducirla en la cerradura. Una vez dentro, mientras su cuerpo se desplomaba sobre las escaleras recordó las últimas palabras que había intercambiado aquella noche con un ser humano:

- "Feliz Navidad"

No hay comentarios: