"Voy a ser más duro y no confiaré más en las personas, porque una de ellas me traicionó. Voy a odiar a los que encontraron tesoros escondidos, porque yo no encontré el mío. Y siempre procuraré conservar lo poco que tengo, porque soy demasiado pequeño para abarcar el mundo"



melancolía
.

(Del lat. melancholĭa, y este del gr. μελαγχολία, bilis negra).

1. f. Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada.



jueves, 29 de abril de 2010

Oh melancolía

Una vez me propuse no olvidar porque creí que olvidar era tirar parte de mi vida a la basura. De eso hace ya algún tiempo y hoy, no sé por qué, no sé ni cómo, ni cuándo, ni con qué pretexto, me he vuelto a acordar de eso y creo que sigo pensando que es importante recordar, no sólo ya porque viene bien para no volver a caer donde ya se cayó, sino sencillamente porque nosotros somos todas aquellas miradas, somos todos aquellos besos, todo aquel dolor y toda aquella alegría.

Somos ese frágil conglomerado de experiencias que se va formando hasta que un día, también sin saber ni cómo, ni cuándo, ni con qué pretexto se apaga. Porque yo soy el reflejo en tus ojos y el recuerdo en tu mente, yo soy todas esas palabras que una vez me dijiste y todas esas que aunque no dijiste yo vi en tu mirada. Yo soy esa caricia y soy ese beso y soy ese suspiro y ese llanto.

Pero no te equivoques, tú también eres mis palabras, mis risas y mis sollozos, mis abrazos, mis besos, mis suspiros y mis llantos. Eres cada una de las letras de este texto y mucho más, eres el fulgor de un cometa y eres polvo de estrellas.



Así que te tiendo mi mano y te digo: seamos juntos.

3 comentarios:

Rudolf Trefflich Esel dijo...

Me recuerda a Whitman.

Muy adecuada la música al texto, lo completa bastante...

Miguelangeldelpino dijo...

Muy bueno, me gusta.

Laura Rubio dijo...

Ufff fascinante. Te beso.