"Voy a ser más duro y no confiaré más en las personas, porque una de ellas me traicionó. Voy a odiar a los que encontraron tesoros escondidos, porque yo no encontré el mío. Y siempre procuraré conservar lo poco que tengo, porque soy demasiado pequeño para abarcar el mundo"



melancolía
.

(Del lat. melancholĭa, y este del gr. μελαγχολία, bilis negra).

1. f. Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada.



jueves, 24 de junio de 2010

De lo casual a lo hermoso

Y allí estaba ella, tan bella como siempre, tan hermosa como nunca. Estaba donde había estado siempre, sin moverse ni ápice, exactamente donde tenía que estar.

Ciertamente no tenía nada de especial, nada que no tuviera otra mujer cualquiera, nada distinguido, nada espectacular, pero quizás era eso lo que le confería esa sobrenatural belleza, esa que residen bajo el paraguas de lo natural.

A veces las cosas suceden simplemente por casualidad, porque todos somos casuales. Nacemos por casualidad y vivimos por casualidad. Y un día, por supuesto por casualidad, moriremos.

Pues bien, la casualidad quiso que ella fuera hermosa, pero con esa hermosura que se produce sin ostentación y quiso llevarsela entre la más absurda de las casualidades.


1 comentario:

Yuri BecZam dijo...

Casualidad, destino, probabilidad, causalidad... al final, todo es lo mismo.
¡Y es maravilloso!