"Voy a ser más duro y no confiaré más en las personas, porque una de ellas me traicionó. Voy a odiar a los que encontraron tesoros escondidos, porque yo no encontré el mío. Y siempre procuraré conservar lo poco que tengo, porque soy demasiado pequeño para abarcar el mundo"



melancolía
.

(Del lat. melancholĭa, y este del gr. μελαγχολία, bilis negra).

1. f. Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada.



lunes, 14 de junio de 2010

Oh, nuit



Ciertamente no era el mejor trabajo del mundo, ni el mejor pagado, ni el más prestigioso, ni siquiera el más cómodo, pero él no lo hubiera cambiado por nada del mundo.

Cada noche se pertrechaba con su uniforme negro, su gorra de plato, su pértiga y su melancolía. Su trabajo era ahuyentar a las sombras bañando de luz amarillenta a los adoquines del suelo y era algo que hacía a la perfección. Con el crepúsculo salía de casa y vagaba con un método exquisito por cada avenida, bulevar, callejuela y parque de la ciudad para desgracia de los delincuentes y deleite de los amantes. Después, cuando la ciudad había adquirido ese tinte ocre, mientras el viento mecía las copas de los árboles y las estrellas copaban el cielo nocturno él encendía su pipa y creaba amigos de humo, amistades de una sola noche que lo salvaran de quedarse a solas con la luna.

Y así transcurrían las noches, lentas y profundas, como cada sorbo de aquella pipa hasta que en el horizonte se dibujaban los colores que preceden al nuevo día. Entonces él, pértiga en mano, recorría las mismas avenidas, los mismos bulevares y las mismas callejuelas y dejaba que transcurriera otro día deseoso de poder volver a mirar a la luna.

3 comentarios:

Yuri BecZam dijo...

Para los que aman la luna, ese trabajo es perfecto (también pueden ser poetas).
=)

Joaquín Jesús dijo...

Y para los inmsomnes : )

Cienideas dijo...

Un texto genial, lleno de vida.

Genial.