"Voy a ser más duro y no confiaré más en las personas, porque una de ellas me traicionó. Voy a odiar a los que encontraron tesoros escondidos, porque yo no encontré el mío. Y siempre procuraré conservar lo poco que tengo, porque soy demasiado pequeño para abarcar el mundo"



melancolía
.

(Del lat. melancholĭa, y este del gr. μελαγχολία, bilis negra).

1. f. Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada.



miércoles, 21 de julio de 2010

E lucevan le stelle


Todo seguía igual que hacía algunos años. La pequeña plaza seguía desierta y una de las farolas seguía obstinada en lanzar una balsa de luz en aquel mar de tiniebla. Todo era exactamente como él lo recordaba.

Anduvieron juntos hacia uno de los bancos, hacia el banco. Pero ella no era ella ni él era él: ambos habían aceptado ser durante unos minutos otro. Otro más cruel y más amado, otro del que sólo quedaba el recuerdo, un recuerdo que sabía a nostalgia, a sonrisas manchadas de amargura.

Subieron las miradas y allí estaban ellas, las perennes moradoras de la noche vertiendo su fulgor azul, frío, distante, solemne, permanente, liviano. Y allí estaban ellos, ellos tornados en otros y en ellos mismos, ambos excusas para el recuerdo, ambos presas de ellos mismos.

-Vas dejando pequeñas partes de ti por el mundo.
-Así siempre tienes un lugar donde encontrarte.
-Pues sí, nunca lo había pensado así.

Y sus manos se entrelazaron, porque al fin y al cabo ambos estaban felices porque ella era verdaderamente ella y él era verdaderamente él. Los otros, los que se perdieron, ya no volverán.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Conozco esa canción.