"Voy a ser más duro y no confiaré más en las personas, porque una de ellas me traicionó. Voy a odiar a los que encontraron tesoros escondidos, porque yo no encontré el mío. Y siempre procuraré conservar lo poco que tengo, porque soy demasiado pequeño para abarcar el mundo"



melancolía
.

(Del lat. melancholĭa, y este del gr. μελαγχολία, bilis negra).

1. f. Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada.



miércoles, 6 de octubre de 2010

Pueblan tus vacuos ojos las visiones nocturnas

A ti

¡Cuántos mundos se han destruido en tu ausencia! Siempre es triste ver apagarse estrellas. Los ojos que se sacian de noche se vuelven absurdamente cobardes a la luz.

¿Por qué los relojes no dejan de hacer tic-tac? Las agujas ya no tienen sentido, sencillamente giran. Lo vemos, lo tocamos, lo entristecemos, lo morimos. Y sin embargo ese invisible muro de melancolías no nos deja tocar el mundo.

Ya no sé con qué pretexto comencé estas líneas, pero odio la inacción de la distancia y el silencio de tus labios. Pero no pasa nada. Sin un temor de más me abrazo a tus ausencias, y no me pienso soltar salvo si me ordenas saltar por la borda.

No me gustan las grandes historias porque siempre terminan mal, supongo que como todo es cobardía. Sigo creyendo que las estrellas son buenas excusas para recoger pedazos de uno mismo y que las rosas son escandalosamente incómodas de transportar. Y recuerdo tu sonrisa, esa triste, fuerte, débil, aguerrida, mutilada, rojiza, sombría, luminosa, cálida razón para seguir vivos.

No hay comentarios: