"Voy a ser más duro y no confiaré más en las personas, porque una de ellas me traicionó. Voy a odiar a los que encontraron tesoros escondidos, porque yo no encontré el mío. Y siempre procuraré conservar lo poco que tengo, porque soy demasiado pequeño para abarcar el mundo"



melancolía
.

(Del lat. melancholĭa, y este del gr. μελαγχολία, bilis negra).

1. f. Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada.



domingo, 3 de octubre de 2010

Soliloquio


-Ahora tengo ganas de morirme.
-Pero...¿qué te pasa?
-Nada, todos se han ido.
-No, yo estoy aquí.
-No mientas, a ti te he creado yo.
-¿Y qué más da?
-Sólo eres un producto de mi desesperación. Y yo quiero morirme. Simplemente me he cansado de soportar la cotidiana y mecánica respiración del humo de los días. No quiero seguir metabolizando melancolías. Todos los que alguna vez fueron importantes se han ido, han embarcado hacia el amanecer y han desplegado sus velas en pos de horizontes mejores, aquí hace mucho frío.
-Pero sabíamos que eso pasaría, siempre se van.
-¿Tú crees?
-Soy tu desesperación, sólo creo lo que crees tú.
-Es cierto, pero, ¿sabes que es lo más triste?
-No.
-Que no hay nadie en el espejo.

2 comentarios:

اري dijo...

Videtur...no hay nadie..."pero si eres tú", diría una niña.

leo dijo...

dónde queda el reflejo?
....siempre hay alguien no? o al menos deberia haber...