"Voy a ser más duro y no confiaré más en las personas, porque una de ellas me traicionó. Voy a odiar a los que encontraron tesoros escondidos, porque yo no encontré el mío. Y siempre procuraré conservar lo poco que tengo, porque soy demasiado pequeño para abarcar el mundo"



melancolía
.

(Del lat. melancholĭa, y este del gr. μελαγχολία, bilis negra).

1. f. Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada.



martes, 14 de diciembre de 2010

Lettere

Hoy me han dicho que se escribe para no justificar la soledad en la que se vive, y no sé si creérmelo. Yo siempre creí que se escribía o bien para contar algo o bien para inventarnos aquellas vidas que siempre quisimos vivir. Si algo aprendí de los libros de historia es que el hombre tiene ese insatisfecho deseo de ser Dios, pero Dios parece jugar a desbaratar nuestros castillos de naipes. Pero ¿qué es escribir sino crear mundos?

Yo he poblado mis soledades con historias que he ido pegando en las paredes y he creado ojos para los cuales no paso inadvertido. Una maqueta a escala 1:1 del País de Nunca Jamás construida en mi sala de los pasos perdidos. Y si nadie me descuelga el teléfono yo escribo alguien sobre cuyo hombro llorar. Lo mejor es que los hago como quiero, bueno, en realidad, como me dejan. Al fin y al cabo uno no puede salir de uno mismo. Y no me queda otra que ser yo.

El dolor también sabe de prosas, la alegría mucho menos. Los recuerdos imprimen sobre papel amarillento vidas ya muertas.

Pero al fin y a la postre las letras no son sino saetas con las que puedes dibujar cartas de amor o epitafios. Y yo ya tengo testamento.

No hay comentarios: