"Voy a ser más duro y no confiaré más en las personas, porque una de ellas me traicionó. Voy a odiar a los que encontraron tesoros escondidos, porque yo no encontré el mío. Y siempre procuraré conservar lo poco que tengo, porque soy demasiado pequeño para abarcar el mundo"



melancolía
.

(Del lat. melancholĭa, y este del gr. μελαγχολία, bilis negra).

1. f. Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada.



lunes, 24 de enero de 2011

A la joven del patito

Ella dice que es pequeña, pero yo no me lo creo. Y tiene los ojos azules. Sé que le gusta el chocolate, las montañas azules y los almendros en flor. Cuando duerme da vueltas como una peonza y hace sonidillos de mamífero en apuros, pero cuando se despierta inunda de sonrisas la luz. A veces, su boquita devora muffins mientras su gorra te ignora, pero se le perdona. Su corazón hace tic-tac, de verdad, porque yo lo he oído.

Le gustan las demostraciones afectivas durante el desayuno y el vino antes de dormir, las bañeras llenas de espuma y disparar trozos de eternidad para guardarlos detrás de su objetivo. Tiene la nariz pequeña y los dedos de las manos largos, como los de los pies. Tiene la extraña costumbre de llamarme pequeño aunque sea un gigantón barbudo, pero dice que soy pequeño, que sólo el yo-que-miente-siempre se cree aquello de que soy grande. Probablemente tenga razón.

Así es ella, bueno así y de muchas otras maneras, pero no puedo contároslas todas, porque es imposible. Y yo la quiero mucho y de cuando en cuando se lo recuerdo.

Ahora está un poco triste, pero eso ya lo solucionaremos.

Feliz cumpleaños pequeña.

No hay comentarios: