"Voy a ser más duro y no confiaré más en las personas, porque una de ellas me traicionó. Voy a odiar a los que encontraron tesoros escondidos, porque yo no encontré el mío. Y siempre procuraré conservar lo poco que tengo, porque soy demasiado pequeño para abarcar el mundo"



melancolía
.

(Del lat. melancholĭa, y este del gr. μελαγχολία, bilis negra).

1. f. Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada.



lunes, 7 de febrero de 2011

Ad astra


Le gustaba sentarse a veces a mirar las estrellas, y esta fue la única afición que mantuvo durante toda su vida: levantar la cabeza en una noche oscura y ver como a lo largo de los años esos puntitos altaneros se iban desdibujando en sus ojos cansados.

Luego se levantaba, con mayor o menos esfuerzo y se iba a casa. Al llegar le hablaba a los muros, a los cuadros, a las butacas, como si todos aquellos enseres silenciosos fueran sus más secretos confidentes, sus amigos más fieles.

Cuando era joven una chica colocó su oído sobre su pecho y le dijo que aunque no se lo creyera él tenía corazón y que sonaba como si fuera un complejo mecanismo de cristal. Él creyó eso durante el resto de sus días.

Al final, como es costumbre, aquel joven cansado, hombre viejo y anciano ciego se murió, y algún loco lo metió en un ataúd y metió tan innoble caja en un nicho de hormigón. Y ahí reposa, oculto de los cielos, privado de las constelaciones.

2 comentarios:

pilar dijo...

quedarse sin estrellas,... es lo duro de dejar de existir

leo dijo...

triste relato, habrá que aprovechar y mirar ahora que podemos.