"Voy a ser más duro y no confiaré más en las personas, porque una de ellas me traicionó. Voy a odiar a los que encontraron tesoros escondidos, porque yo no encontré el mío. Y siempre procuraré conservar lo poco que tengo, porque soy demasiado pequeño para abarcar el mundo"



melancolía
.

(Del lat. melancholĭa, y este del gr. μελαγχολία, bilis negra).

1. f. Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada.



jueves, 3 de febrero de 2011

Así habló...

No tiene sentido, así que no lo hagáis, pensar que algo puede cambiar a no ser que sea para peor. La mayor sabiduría que se puede transmitir es la que enseña a resignarse y a llorar a lágrima viva la esperanza. A desaguarla del alma, a dejar el cuerpo seco. Nunca esperéis nada y así no os sentiréis abatidos, derrotados, hundidos, arrasados, no tendréis noches en vela, ni sueños que os torturen durante el descanso. No os atreváis ni por un momento a pensar otros mundos mejor que este, tomad lo que tengáis en vosotros y agazapaos en un rincón, no os acerquéis a nadie.

Cultivad la tranquila desilusión por la vida gris, que mata despacio pero casi no duele. Nunca tengáis ilusiones que se puedan descalabrar como un antiguo y estrambótico jarrón chino. Preparad un universo dentro de vosotros que os entretenga hasta que os consumáis. Hablad justo lo necesario, amad lo menos que podáis.

Cerrad las escotillas y hundíos en la mar profunda hasta donde no entre la luz, acostumbrad vuestros ojos a la tiniebla y nunca salgáis de allí. Ayuda al que lo necesite y luego vete, cambiad vuestra máscara antes de que os conozcan, rezad hasta que se os entumezcan las rodillas, fustigaos hasta que se os canse la mano. Tumbaos en el suelo y sentid la pequeñez de vosotros mismos, ¿por qué ibais a ser dignos de algo bueno?

1 comentario:

Miguel Ángel dijo...

Invadido por la oleada pesimista...