"Voy a ser más duro y no confiaré más en las personas, porque una de ellas me traicionó. Voy a odiar a los que encontraron tesoros escondidos, porque yo no encontré el mío. Y siempre procuraré conservar lo poco que tengo, porque soy demasiado pequeño para abarcar el mundo"



melancolía
.

(Del lat. melancholĭa, y este del gr. μελαγχολία, bilis negra).

1. f. Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada.



lunes, 7 de marzo de 2011

21.

A Carlos

De entre todos los hombres, uno. Y gracias a Dios. Uno extraño, rimbombante, osado, locuaz, impuntual, perverso, impresentable. Y aun así no consigues desprenderte de él, no porque no puedas largarlo, sino porque no quieres que se vaya. La verdad es que le tengo cariño, aunque jamás lo admitiré, porque yo nunca admito esas cosas. Y ahí sigue, gritando "zaca-zaca-zaca" durante toda una noche, sin barba, sin elegancia y sin juicio, pero la verdad es que no importa, porque él es así y así se lo hemos contado.

Y creo que aún juega al poker de una manera que da pena, y se cabrea jugando al monopoli, y probablemente la próxima vez que viajemos me despierte para que contemple la belleza de algún polo químico.

Él es capaz de transformar la virtud en carcajada y en sonrisa el desconsuelo, limpiar de almas tristes una jarra de cerveza y amenazar fútilmente el desengaño. No sé como lo hace, pero puede hacerlo. Y troca de jade la esperanza y me advierte de mi vida es un escarceo trágico-erótico con la tristeza. Y después de todo aún me sigue llamando y no me deja irme antes de tiempo, porque en la vida, a cada cosa le corresponde su hora.

Pero al fin y a la postre son demasiados años y a todo se le coge cariño, y gentuza de este calibre es la que ha llenado de estampas el anecdorario al que llamamos vida, porque él se ha buscado la ruina mancillando una bandera, nos ha destrozado las espinillas jugando a baloncesto, nos hizo ir a Madrid a ver a Queen y nos recuerda cada vez que puede cierto incidente gracioso. Y podría seguir relatando, pero no me da la gana, porque nuestra memoria es nuestra y no os la prestamos. Ahora que la vejez nos atenaza una vez más; mientras nosotros nos reímos de ella otro año más, feliz cumpleaños hermoso.

2 comentarios:

Carlos Alcaide dijo...

¡¡¡Joaquín muchas gracias!!! No solo por la dedicatoria sino por ser un amigo de verdad.

Un abrazo grande.

:)

Sergio dijo...

que currao joaquin!!!!