"Voy a ser más duro y no confiaré más en las personas, porque una de ellas me traicionó. Voy a odiar a los que encontraron tesoros escondidos, porque yo no encontré el mío. Y siempre procuraré conservar lo poco que tengo, porque soy demasiado pequeño para abarcar el mundo"



melancolía
.

(Del lat. melancholĭa, y este del gr. μελαγχολία, bilis negra).

1. f. Tristeza vaga, profunda, sosegada y permanente, nacida de causas físicas o morales, que hace que no encuentre quien la padece gusto ni diversión en nada.



miércoles, 17 de agosto de 2011

Incendiad las naves

Queridos amigos:

Esto se acabó. Y sé que dije que se acababa hace algunas semanas, pero la agonía ha durado algún tiempo. Como os dije este blog surgió con una finalidad muy concreta en un momento determinado de mi vida. Eso ya ha pasado y toda la melancolía que encierran estas páginas, ese pesimismo enconado, ya no tiene razón de ser.

Me despido como quien se despide de un amigo con quien ya no comparte sino recuerdos. Nos hemos servido fielmente, en multitud de combates, pero esto no puede seguir así. Y me da pena, pero hay que embarcarse en nuevos proyectos y dejar algunos como carne de álbum de fotos.

En estos días he estado preparando, poco más que colocar tapetes de ganchillo sobre las mesas y sofás, un nuevo lugar al que me mudo, mucho más luminoso. Este lo dejaré abierto algún tiempo, por cariño más que por utilidad.

El nuevo blog nace con la intención de ser un libro de cuentos sin sello editorial, ventaja que da internet y que no da el papel. Y dicho esto no diré nada más, no es propio de caballeros hablar de nuevas conquistas delante de la abandonada. Os dejo el link y os invito a leer el MANUAL DE USO antes de buscar vuestro propio rincón.

Y sólo me queda decir gracias a todos los que por un medio u otro habéis estado haciéndome compañía estos años.

Y nada más, es hora de partir, oh abandonado.